icons

About

Impresionantes construcciones de artistas y arquitectos contemporáneos aparecerán en el centro histórico de la ciudad del 5 de mayo al 16 de septiembre de 2018. Son respuestas a las consecuencias de la sociedad líquida de hoy.

El mundo está cambiando rápidamente. Las formas de pensar y de vivir que están establecidas se encuentran ahora bajo presión. ¿Qué nos depara el futuro?

La Trienal de Brujas ha invitado a artistas y arquitectos internacionales a pensar sobre esta cuestión. Para sus obras, muchos buscaron inspiración en el papel del líquido que, literalmente, atraviesa y rodea la ciudad. El agua que dio a Brujas su fama mundial es una metáfora de la ciudad líquida. En el centro se han construido quince obras de arte, instalaciones y espacios de reunión. Forman un recorrido hospitalario que reúne a las personas en lugares inesperados. Porque ese es precisamente uno de los objetivos de la Trienal de Brujas 2018: generar encuentros, desafiar a las personas para que no solo visiten las obras, sino para que también las experimenten y participen en el proceso creativo.

“The modern era was a journey towards perfection. For the same reasons, the modern era was also an era of destruction.” Zygmunt Bauman

El concepto

Trienal de Brujas 2018: Liquid City | Ciudad líquida

Trienal de Brujas 2018: Liquid City | Ciudad líquida se basa en el tema de 2015, que recuerda la ciudad como megalópolis. Ahora va incluso un paso más allá: ¿cómo de flexible, líquida y resistente puede ser una ciudad histórica como Brujas en un momento en el que no parece haber nada seguro?

Curadores Till-Holger Borchert y Michel Dewilde

La fantasía de la Ciudad líquida

La memoria nos puede engañar. A menudo es imposible reconocer dónde acaba nuestra memoria individual y dónde empieza la memoria colectiva. El ego, la mente subconsciente y el espíritu son un ménage à trois en nuestra mente. La era en que vivimos, condicionada por el miedo, nos hace pensar con melancolía en “tiempos pasados”. Nada menos que Zygmunt Bauman, el profeta de la crisis permanente actual que azota Occidente, dedicó su último libro a este fenómeno, también llamado retrotopía. El fundador del concepto de la “modernidad líquida” presentó su obra un año antes de su muerte en enero de 2017. En Retrotopía, Bauman invita al lector a cuestionar la dinámica de nuestra sociedad y la metáfora “líquida”, que hoy día contrasta tan fuertemente con el marco institucional que una vez creó un entorno seguro para nuestros abuelos y padres. Una a una, las autoridades —como el gobierno, la iglesia, los partidos políticos, las aseguradoras y los bancos— han ido perdiendo la confianza del público. Como resultado, la sociedad se ha hecho particularmente vulnerable a los que siembran en ella el miedo. En realidad, los “buenos viejos tiempos” difieren poco de los nuestros, o de la Edad de Oro de los siglos XIV y XV, cuando Brujas ya era conocida como la ciudad líquida del norte de Europa. Socialmente dividida como pocas, su prosperidad dependía del mar y su economía estaba impulsada por las mareas y por la sed de riqueza de la elite dominante. La muerte de forma sucesiva de Felipe el Bueno (1467), Carlos el Temerario (1477) y María de Borgoña (1482) significó, en muchos sentidos, el fin del sueño de la buena vida borgoñesa e incluso hizo caer a uno de los bancos más poderosos de la época, el Banco Medici de Florencia. ¿Qué queda de ese periodo en nuestra memoria colectiva? El patrimonio artístico, las bases de los Primitivos flamencos y Brujas como centro de arte de prestigio internacional. Hoy volvemos a invitar a artistas y arquitectos para que, dialogando con la ciudad, den forma a conceptos tales como la hospitalidad, la cocreación y la creatividad. Sus instalaciones y obras de arte públicas actúan como una escollera contra un futuro impredecible, como un refugio en tiempos revueltos. Si el pasado líquido predice el presente líquido, aquello que consiguieron Jan van Eyck y Hans Memling puede volver a ser creado por los artistas actuales, para disfrute de todos los que viven en nuestra ciudad y de quienes la visitan.