©Matthias Desmet
icons

Monir Shahroudy Farmanfarmaian - Khayyam Fountain

El artista iraní imagina la ciudad perfecta. La torre, construida con estructuras de cristal geométricas y repetitivas, inspiradas en motivos del sufismo místico, refleja nuestras ideas y sueños acerca de una sociedad nueva.

Grootseminarie
gratuito

La instalación

Khayyam Fountain of Life

En Khayyam Fountain, Monir Shahroudy Farmanfarmaian recoge diferentes aspectos de su alfabeto artístico, inspirado en el sufismo místico. Los patrones geométricos se apilan como volúmenes de múltiples capas hasta formar una fuente de cristal. Las formas de tres, cuatro e incluso ocho o nueve ángulos se giran alternativamente y se cortan creando una instalación escultural hueca. Cada elemento tiene un significado; por ejemplo, el triángulo, que representa al ser humano. Con cuatro puntos de la circunferencia de un círculo se puede dibujar un cuadrado, cuyos vértices sugieren los cuatro puntos cardinales; los lados de un pentágono pueden representar los cinco sentidos, y los vértices de un hexágono pueden simbolizar las virtudes. La artista se inspira en los mosaicos de los espejos y en las vidrieras de los antiguos palacios y templos de Irán, para crear un fantástico juego de reflejos de luz y cristal, que hace referencia al agua como un signo de brillo y vida.

bio

Monir Shahroudy Farmanfarmaian

Monir Shahroudy Farmanfarmaian (1924, Qazvin) es descrito como "uno de los artistas iraníes más inspiradores e innovadores". Aunque ha vivido más tiempo en Nueva York que en su tierra natal, su trabajo está profundamente arraigado en la cultura, arquitectura y tradiciones iraníes, tanto formales como espirituales. Su obra se caracteriza por las figuras geométricas y sus variaciones, el juego visual de ilusión y apariencia, las tradiciones locales y la sencillez y complejidad de la naturaleza. Tras un exilio de 20 años tras la Revolución Islámica, Farmanfarmaian regresó a Irán en 1992, donde vive y trabaja actualmente. Con su trabajo, recibió la medalla de oro del pabellón iraní en la Bienal de Venecia en 1958. Su obra está representada en la Louis Vuitton Foundation, París, el Guggenheim Abu Dhabi, Tate Modern, Londres, Teherán Museum Contemporary Art, Teherán, The Metropolitan Museum of Art, Nueva York y la Sharjah Art Foundation, Sharjah. En Wiels, en Bruselas, su trabajo se empareja con el de la artista belga Jef Geys en 2013. Otras exposiciones en Bélgica son las de la Fundación "De 11 lijnen" de Oudenburg en 2014 y la Fundación Villa Empain de Boghossian en 2015.